Se buscan familias de acogida para niños saharauis

La delegación en Yecla de la asociación Sonrisa Saharaui se ha marcado como objetivo que nuestra ciudad siga siendo un lugar de acogida para los pequeños durante el próximo verano y quieren animar a la población a traer un niño saharaui durante los meses de julio y agosto para ofrecerles la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones muy distintas y alejadas de las duras condiciones de vida en los campamentos del Sáhara.

La delegada en Yecla, María Dolores García, ha señalado que “es el momento de iniciar los trámites. En primer lugar queremos facilitar los teléfonos de la asociación: 677 52 43 44 y 679 94 82 31. Cualquier persona o familia que desee acoger a un niño, sin importar su situación ni estado civil puede llamar y solicitar la información necesaria. Los únicos requisitos es que la persona que va a acoger tenga la mayoría de edad y sea responsable”. García quiere dejar claro que “la estancia es en régimen de acogimiento. Y por supuesto Servicios Sociales se encargará de visitar la vivienda y entrevistarse con la persona o familia de acogida para dar su visto bueno final”.

Aprobadas ayudas económicas del Ayuntamiento para afrontar los costes

En cuanto a los gastos, tal y como explican dos madres de acogida estos últimos años, María Llorens y María Jesús Muñoz “no son tan elevados como la gente puede creer. La delegación de Sonrisa Saharaui coordina con el Ayuntamiento que pueda costear el mayor desembolso, como el billete de avión, aunque hay que hacer un pago inicial para afrontar el vuelo, que luego será devuelto por el Consistorio como ha ocurrido en los últimos años”.

Tanto la delegada de la asociación como estas dos madres de acogida yeclanas han visitado los campamentos de refugiados del Sáhara donde muchas familias viven más de 40 años con temperaturas superiores a 50 grados en verano. Los niños suelen llegar desnutridos y con problemas médicos que corregir como dentales o visuales. “Por eso es de tal importancia que vengan, porque se les va a ayudar y además su adaptación es muy rápida. Con los niños de Yecla, conectan enseguida y comparten pasión con ellos por las piscinas y los helados en esos meses calurosos”, afirma María Dolores García. Las tres mujeres recuerdan que “en 2016 vinieron cinco niños y en 2017 sólo dos. No podemos permitir que una ciudad de la importancia de Yecla no traiga a niños saharauis este verano”.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar